Archivo del Autor: Luis Tarrafeta

Cada lágrima que cae

(Hablamos con un chico muy joven. Estaba de paso. Pero antes de irse estuvo dispuesto a rapear algo que llevaba encima.

Nos bajamos una base de uso libre, con un casco escuchaba y con otro móvil le grabamos. No hizo falta más que montarlo luego con una foto guapa de grafitis.  

Este es el resultado).

Cada lágrima que cae hace mi dolor más fuerte
Mi pecho ya no late, mi corazón es inerte
Verte, era el consuelo para un llanto
La felicidad contrastada contra cualquier espanto

Me arrepiento de todo y es normal que tengas odio
Quise hacer de ti un ángel e hice de mi un demonio
Dejar de amarte es una tarea imposible
Aun sabiendo que tu sonrisa y yo somos incompatibles

¿Para qué parar el tiempo? si el tiempo solo se para
Lo paraste tú, y yo voy y te escupo en la cara
Quiero desaparecer, y asi dejar de hacerte daño
Para que cuando me vean, me vean como un extraño

Nada más otro entre la multitud
Otro más que debería acabar en el ataud
Quisiera ser aquel al que nunca conociste
Para no robarte un mes y medio y hacerlo el más triste

Soy el más experto, el que más tiene experiencia
En joder a la gente y acabar con su paciencia
Por ser tan cabrón, deberían darme un diploma
Si no estás aquí, preferiría vivir en coma

Solo tú, pones a mi vida luz
Temo a la oscuridad por ser el mayor tragaluz
Nada bien, todo lo que hago lo hago mal
Perdóname, por ser tan subnormal

Mucho más que virtudes, lo que tengo son defectos
La escalera o el banco, cualquier sitio era perfecto
Si mi amor es una llama, estoy seguro de que arde
Aun me acuerdo de tus ojos aquel trece por la tarde

Siempre me das calor ante el frío invernal
Fuiste tú quien hizo de mi vida una vida especial
Para qué llorar? si mis lágrimas no sanan
Para qué despertar? si no estás aquí por la mañana

Abro los ojos, tu amor me deja marca
Me dan escalofríos cada vez que leo tu carta
Lucharé por ti, por ti voy a ir adonde sea
Tu presencia estará aquí incluso aunque no te vea

Latir mi corazón, un dolor crece en mi pecho
Relaciona tu nombre con todo el daño que he hecho
Eres a quien voy a amar, amar y no dejar de hacerlo
Mi amor es todo tuyo. tenlo aunque no puedas verlo

El destino me miró y me dijo “piensa, luego actúa”
Y primero actué y lo que hice fue darte más dudas
Quiero caminar a tu vera con rumbo fijo
Quiero ir a tu lado resolviendo cada acertijo

Sólo tú sabías levantarme la cabeza
Qué voy a hacer sin ti? para nada tengo fuerzas
Mi amor es tan torpe y por eso tropieza
Mi vida es un puzzle y tu eres mi mejor pieza

Estoy sentenciado a esta tortura enferma
Pero es que no puedo olvidar cuando te ponías tierna
Tomaste la decisión, sólo puedo respetarla
Tu mirada es única, jamás podré olvidarla

Y te amo y voy a amarte siempre
Y gracias por regalarme el mejor mes de diciempre
Sólo tú, sólo tú, sabes cómo soy
Auténtica mierda que se transformó en b-boy.


44 días

(Hablamos con un hombre nacido en Marruecos hace 63 años)

Llevo 26 años en España, desde 1990, he conocido cuatro gobiernos: Felipe gonzalez, Aznar, Zapatero y Rajoy.

Tengo tres niños, dos críos y una cría, el mayor tiene 18, la chica tiene 13 y el otro tiene 10.

Mi primera mujer ha muerto. Me volví a casar en septiembre de 2013, la primera murió en 2012. Ahora quiero a mi familia conmigo, quiero trabajar para ganar algo y para mandar algo. Ellos mejor aquí, conmigo.

Se va y se viene de Marruecos todos los veranos. Vivo cerca de playa. Vine aquí, Pamplona, de Marruecos el día 4 de agosto.

berkane

Estoy empadronado en Pamplona desde 2007. Suelo trabajar fruta, trabajar campo, trabajar obra… cuando había trabajo yo contento. Desde 2008 ó 2009 ya nada. Algo con la uva, en Rioja, en octubre. Yo no sé dónde hablar dónde ir, dónde buscar.

Tengo 63 años, dos años para jubilar. Antes tenía la ayuda, cuando Zapatero. Luego fui a Marruecos, con mi mujer con cáncer. Cuando vine, no tenía la ayuda.He trabajado 14 años, 10 meses y 14 días. Me faltan 44 días para jubilación.

(O sea que tienes que trabajar 44 días en estos dos años o no tienes nada).

¡Claro! Falta 44 días para 15 años. Yo trabajar campo, trabajar lo que sea… no tiene que ser de oficial, lo que encuentre, yo vengo del monte. En marruecos estoy limpio, no tengo nada, pero aquí, 26 años, me siento español, me gusta estar aquí.

Ahora busco trabajo, tengo papel y, ¡claro!, trabajo con contrato…

(¿Por qué Navarra?)

Este año aquí, llevo desde 2007 en Pamplona. Antes Murcia, también Francia, en Valencia trabajar con la obra, de autónomo.

Luego vine a Pamplona, buscaba trabajar en obra. Trabajé con un hombre, está muerto, murió este año, pobre, muy buena persona él y sus dos hijos. Estaba con obra, con construcción, él me coge la mano y a trabajar. Eramos 20 o 30 personas.

El hombre venir a Marruecos muchas veces y hablar español con mis hijos. Mis hijos saben español por él. Venir muchas veces y ayudarme. Sus hijos también ayudarme muchas veces, y su hermana.

Mis hijos están con mi mujer. Ella tiene casi 55, no me fijo en años, no me acuerdo, 54 o así. Ella no tiene hijos. Tiene tres, los míos, ¡mejor!

Alguien que haya pasao lo que he pasao yo sabe lo que quiere. Yo quiero mis hijos conmigo, que coman conmigo. En Marruecos el mayor trabajar, los dos pequeños en el colegio. ¿Quién sabe que pasará? La casa, un salario, algo para trabajar… si no tienes estas cosas, ¿qué hacer?


Jamás me pasará a mí (II)

(Y, por aclamación popular, la segunda parte. La del ahora).

15554811_10154205627715975_1420492805_n


Jamás me pasará a mí

(Hace unas semanas nos dijo que sí, que escribiría algo para publicar. Habla él, directamente, de su puño y letra).

whatsapp-image-2016-11-10-at-00-11-39


Peregrino de la vida cotidiana

(Hablamos con un hombre de unos 60 años con ropa deportiva, de senderismo).

Se puede decir que ahora mismo vivo en el Camino de Santiago. Soy de la Asociación Española del Camino de Santiago. El año pasado estuve como nueve meses en el camino, cinco de hospitalero voluntario y cuatro de peregrino. El nombre de hospitalero voluntario viene de que, antiguamente, los albergues eran hospitales de peregrinos, se les curaban los pies, etcétera. No percibimos nada, sólo cama y comida, lo hacemos voluntariamente.

Mañana mismo salgo hacia Burgos, Salamanca, Zamora… y estaré unos 5 meses en el Camino. Hay tramos que los ando, porque me gusta andar, y para otros tengo que buscar como desplazarme. La Federación no paga nada, pero damos gracias a Dios y a Santiaguillo. Para algunas personas es raro eso de estar en la calle y de hospitalero voluntario, pues sí, pero hice una promesa con mi padre enfermo de cáncer de hígado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llevo desde 2009 en la calle. La calle fue un poquito a raíz de… no entera, pero en parte, culpa de mi hermano. Mi padrecito cayó enfermo de cáncer, vivíamos en un pueblecito de Almería, ahí se puso enfermo y a los quince días al hospital de Torrecárdenas (Almeria) y luego quince días a Tarrasa, que es de donde soy. Allí avisé a mi hermano, somos cuatro, tres hermanos y una hermana. Y luego de que muera mi padre, mi madre cayó enferma de alzheimer. Cuatro años estuve yo, las veinticuatro horas con ella. Vivíamos en un piso de protección oficial.  Por papeles me pertenece, pero ahora viven mi hermana, los tres pitufos de mi sobrina y mi hermano. Cincuenta y dos euros al mes paga actualmente. Me dijeron que no había sitio y yo les dije “ahora me voy a la calle, pero todos los días les dais las gracias a los tres pitufos, porque yo, si quiero, muevo papeles…”

Y al ver esta injusticia, así, ya que no me han ayudado a mí, pues voy a ayudar yo. Estoy en situación de promesa penitenciaria (se saca el colgante del cuello y enseña y describe el crucifijo, la mano de la amistad del Camino, el símbolo del monasterio de Alcuéscar, el Muñecote del Camino que dicen los hospitaleros y la insignia de los Chatarreros de Dios) Se llaman así porque recogen a todos a los que sus familiares… (gesto de rechazo con la mano) Ahora mismo somos en el mundo unos cinco mil hospitaleros. Este año nos reunimos en Valladolid, el año pasado nos reunimos unos trescientos en Santiago. Antes también me dedicaba al voluntariado: dos horitas que me dedicaba a ayudar, cuando me dejaba el trabajo.

También he estado en la radio, canté en radio del Camino, en Zaragoza, Radio Caracol creo que era (no hemos podido encontrarla), emite nada más que dos veces por semana. El que quiere ir a la radio a decir algo, hacer un canto… tiene eso. Yo canté el “peregrino, ¿a dónde vas?”, el “ultreia“, el “peregrino de la vida cotidiana”  …que es el más duro de todos, hoy en un sitio, mañana o pasado, al otro.

Tengo 62 años y ya mismo, en febrero, 63. Este año seguramente pase las Navidades en Ponferrada, repartiendo hospitalidad, con mis peregrinos.

(Y ¿por qué has venido a este albergue?)

Al estar en la calle, sin recursos, en algunos no me acogen. Hay peregrinos (signo del dinero con la mano) que se dejan sus novecientos, mil doscientos euros, pero otros no. Estamos en la calle.

Lo he terminado veintiocho veces. La última vez lo hice desde Ponferrada hasta Coruña y paré en los franciscanos. Ahora iba a ir a Roncesvalles y comenzar. El mas largo fue desde Roncesvalles a Santiago, la vuelta por Pamplona, en Puente la reina cogí el camino aragonés, seguí a Arlés, la Côte d’Azur y la Via Franchisee hasta Roma. Esa era una promesa que tenía, una promesa a un hermano franciscano. La idea era seguir hasta Jerusalén, lo que pasa es que cuando llegué a Roma, empezaron las guerras por Siria y ya… mejor que no te tengan que traer.. (cara de cadáver). Porque, aunque es bonito ir caminando hacia allí, también es bonito volver caminando.

Tengo una hija que vive en Normandia, en Caen. La madre es del pueblo del desembarco Grandcamp-Maisy. Yo de los 4 años a los 25 en Perpignan (se le nota al pronunciar los nombres en perfecto francés)

(¿A tu hija la ves?)

Sí, y a mi nieto, ahora en noviembre cumple cuatro añitos. Intentaremos hacer un hueco o si no, al menos telefónicamente. (Nos enseña fotos de su hija con cuatro años y con treinta y uno, también algunas fotos y vídeos cantando en la llegada a Santiago)

(¿Y te animarías a cantarnos ahora?)

Sí.


Tijeras

Yo nací con las tijeras en la mano.

Peluquero. Lo tengo en la sangre.

Ahora no me arreglo porque tuve una gripe horrible, por eso el gorro.

Siempre he sido peluquero. Desde la infancia me encantaba peinar las barbies, las muñecas.

Y eso… en Marruecos ¿qué tal visto está?

No me importa. No entro en la vida de nadie. Paso total.

Vine a cambiar de vida. Hace doce años. Ahora tengo 47. Estudié en una academia saqué los títulos. Fue el destino, que me cambió la vida. Fui con un amigo a ver… la liga de…

“La liga de los hombres extraordinarios”

¡Esa!

Tuvimos un acciente. El se puso malo del cuello. Yo de la muñeca. No podía trabajar, pero mi amigo me dijo, “Ahora J.” -él me decía J., yo ahora me digo con mi nombre real, yo me digo I.- “tienes que aprovechar el dinero del seguro para sacar peluquería”. Y me la saqué.

Entonces llegó la crisis. Y no me renuevan y abrí mi peluquería, pero no me fue bien.

1899003143_37fde1c127_b

¿Por qué Pamplona?

Voy a Bilbao y vuelvo a Pamplona. Voy a otro sitio y vuelvo a Pamplona. Tengo mi pasado aquí.

¿Personas?

Son personas, sí. No sabemos nada ni el uno ni el otro. No nos vemos la cara para nada. Yo tengo miedo de él y él de mi. Tenemos miedo a vernos. Una historia mal cerrada. Con él estuve 3 ó 4 años.

¿Llegaste a dormir en la calle?

Sí. Yo llegué a dormir dos años en la calle. Yo pasé de la burra al avión. Y luego el avión se cayó, se derribo. Sigo vivo, gracias a Dios. Enfermo, sí. Pastillas, también. Psicólogo… ni te cuento. 

Quiero vivir la vida como es, la real. No de borrachera, ni porros, ni drogas.

El otro día, el médico, me dijo: colesterol. He dejado la sal, azúcar, chocolate, bollos. Hace 5 días que he dejado, estoy bien ahora. Noto cambio. No me mareo. Yo quería engordarme. Perdí mucho peso …pasé depresiones.

He recuperado porque tengo ganas de recuperarme. Ahora me ven de otra forma. Yo he sido salvaje y tonto, tenía todas las cosas, guapo, ignorante…  Pero me la jugaron.

¿Te la jugaron?

Sí, pero perfecto. No me da pena, me da rabia. La pena la tengo para cuando se muere mi madre. Pero la rabia sí. Perdí la confianza. ¿Volveré a confiar? Sí. Pero no al primero. Hay que vivir con alguien para conocer.

Te salieron las canas…

Las canas, no han sido los disgustos. Es la edad, cariño. Ahora no me tiño. Me peino, me pongo la plancha, pero las canas salen. No importa. En un hombre es de muy varón.

Me dicen que me ven más interesante.


El señor del puente (I)

Últimamente, estamos de suerte en el albergue. Hemos encontrado a otra persona que le gusta escribir y pintar. Se nos presenta con el comienzo de un relato que continuará…

EPSON MFP image EPSON MFP image
EPSON MFP image

EPSON MFP image


A %d blogueros les gusta esto: