De piedra (II)

En aquel momento pensé que tenía que aprender a hacerlo todo por mí mismo, quería ser independiente, no molestar a nadie. Eso no me gustaba. En ningún momento quise ayuda. Me enfadé mucho conmigo mismo y no quise en ningún momento que nadie me ayudara, tenía que sacarme adelante como fuera. No quería echar un pie atrás pudiendo echar medio adelante,

pero me estaba hundiendo en una depresión de caballo.

 

Esto pasó todo en Galicia, luego vine aquí y fue, por un lado, el mayor error de mi vida y por otro no.

 

Mi hermana llamó a mi madre, “que venga mi hermano a mi casa, que lo voy a cuidar” y todas las historias. Juro por mi hermano, que en paz descanse, que nunca he sido tan humillado en mi vida como en aquella casa.

 

Que si antes gastaban 120€ de comida al mes y ahora el doble…. no contaban las dos bolsas de comida grandes que yo metía todos los meses. Pedía un cigarro y me decía que bastante tenía con un plato de comida y una cama, que ensuciaba la casa con las ruedas, fumaba en el salón y que si el humo…. y luego yo fumaba en la calle mientras ella fumaba en el salón.

 

Desde el primer día fue así.

 

Ahora mismo no la quiero ver ni delante, porque mientras su hermano tenía dinero -bastante- todo era para ellos. Regalos… cuando su hermano se ha puesto enfermo, cuando estuve ingresado en el hospital de Ubarmin, dijo que ya no podía hacerse cargo más, que bastante tenía con su vida como para hacerse cargo de mí.

 

Lo de la depresión fue porque ya no aguantaba más. Fui a una consulta de neurología y la neuróloga me trasladó a Ubarmin. Me miraron la cabeza y el hígado -que con tanta medicina, lo tenía inflamado-. Tuve una bronca con el médico, porque me iban a dar marihuana terapeútica. Te lo diré como se lo dije al médico:“me cago en tu padre, no he tomado drogas ni alcohol en toda mi vida y me lo voy a tomar ahora que estoy enfermo”.

 

Ahí donde traumatología. Me dieron descargas eléctricas para reactivar el sistema. El cerebro me mandaba la señal, pero no me llegaba a las piernas. Por eso me mandaron electroterapia y luego piscina, para la rehabilitación. Me sentía como un niño pequeño.

photo credit: <a href="http://www.flickr.com/photos/simonsterg/4777063720/">simonsterg</a> via <a href="http://photopin.com">photopin</a> <a href="http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.0/">cc</a>

Estoy tomando tratamiento para depresión, estoy más tranquilo, con la psiquiatra. Excelente. el trabajo del equipo del Doctor Izco, “chapeau”, de quitarse el sombrero. Gorostiaga, el rehabilitador, fue muy claro conmigo “Orlando, o te levantas o te quedas pa toda la vida”. Y me dije: “por algo será”. Y a partir de ahí, empecé a hacer rehabilitación. Voy  entrando y saliendo de la piscina ya solo. Son los ocho o diez pasos que hace dos años me dijeron que nunca iba a dar. Que me iba a quedar en una silla y no iba a poder andar. Todo depende de uno.

 

Si no baja la inflamación, igual me operan la vértebra que no tiene cartílago. No saben si fijarla o poner un cartílago de goma… o algo así será. Y lo de la cabeza, de momento, está controlado. Con eso he decidido que no hagan nada. Me pueden abrir el cráneo y que miren lo que hay, pero que no me toquen la cabeza, bastante estoy como estoy, como para que me toquen la cabeza. Con lo de la espalda, muy bien.

 

Ahora es un momento tranquilo. con muchas ganas de tirar para adelante. Desde luego no voy a poder hacer las cosas que hacía antes, pero otras cosas podré hacer. Aunque sea dar guantazos con la mano abierta.

Anuncios

2 responses to “De piedra (II)

Tu opinión no nos es indiferente:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: