Programa Centrado en la Persona (y II)

Esta gente me ha dado muchísimo. Mucho más de  lo que yo les he dado a ellos. El grupo, además, me ha visto reforzado. Si no, a la más mínima, no me hubieran dejado.

Yo soy más de hablar que de escribir. Otra gente escribe mucho, me dieron una libreta, unos bolis. Escribí 10 ó 12 líneas, pero tengo más facilidad para hablar y  mi educadora lo aceptó. A ellos les viene bien que escribamos. Pero, escrito o hablado, he participado mucho. Y quiero seguir un poco más (en breve dejará el albergue), al menos, aunque sea, hasta que me ponga a trabajar. 

Además, necesito seguir yendo a Alcohólicos Anónimos, igual que aquí con mi educadora o con el psicólogo. También tendré alguna cita con los educadores de calle.

Ahora que voy a salir, vamos a cambiar un poco. Pero de lo que se trata es de ir contándole como funciono fuera yo solo, como hago mis rutinas de día a día. Qué es lo que hago, que es lo que no. Que dudas, miedos, debilidades. Si me preguntan, les digo que no lo puedo saber. Que ahora estoy muy arropado por todo el equipo. Porque todo el mundo tiene un padrino en Alcohólicos Anónimos, pero yo aquí tengo muchos. Todos son mis padrinos. Pero cuando salga…

También es cierto que la etapa más dura ya la hemos hecho aquíSoltarlo todo, desde lo bueno hasta lo más hijodeputa.

Ahora tengo que empezar a hacer seguimientos, tocar el ordenador, salir a correr, organizar la cosa… Hasta que me ponga a trabajar y, mientras me adapte, seguiré. Pero ya es ir siguiendo la evolución. Con el psicólogo también es ver cómo voy de salud mental y todo eso. 

También es cierto que, si en futuro a medio o largo plazo estuviese en una situación negativa, tengo herramientas. Sabrás que todos tenemos ansiedad, que sin ellan no podríamos vivir. Pero a unos nos supera mas que a otros. Ahora mismo me han dado cursillos para aprender a dominar la depresión, la ansiedad… Creo que si ahora mismo me ocurriese algo lo llevaría mejor: He aprendido a decir que no, a dejar de ser una alfombra, a saber desenvolverme sin tener que amargarme ni coger una botella de alcohol

¿Podría pasar un día malo? Sí. Pero no creo que vaya a verme otra vez en la calle. Me veo con fuerza como para tirar para adelante. Soy consciente, ojo. Pero también soy positivo. Sé que tengo herramientas para solucionarlo yo solo, y si no, tengo gente. Tengo apoyos.

Han sido 12 años muy malos. Lo de la calle no es bueno para nadie. Hay gente a la que le gusta, pero si no tienes una mano que te coja… Encima ahora… cuando no estás empadronado, está la cosa jodida… Ahora mismo hay ocho personas en lista de espera. Alguno estará recogido y otro en calle. Pero la situación se ha complicado para ingresar el dinero.

A mí me sabe muy mal. Meses atrás, con el consumo, seguro que me hubiera puesto en plan “¡Me cago en dios!”. Ahora como pienso y analizo mejor, tengo que entender lo que hay.  A ver si nos ingresan el dinero y puedo volar del nido…

Sé que algunos días volaré alto y otras bajo, pero volaré. Cuando termine de zurzir el parche. Porque estoy más tranquilo,y porque me lo merezco, como cualquier otra persona, como mis compañeros que han salido ya…

La verdad, hemos salido una buena generación del albergue. Desde un tiempo hasta ahora, hemos pasado unos cuantos bastante reforzados.

Me llevo también una nota de despedida que me escribió mi educadora y que es… algo muy reservado.

Anuncios

Tu opinión no nos es indiferente:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: