For the record

Una mujer, a la que llamaremos Z, nos estaba hablando contándo cómo le habían fallado personas en las que confiaba y, sin embargo, otras de las que nunca lo hubiera dicho le habían ayudado.

Como aquella mujer gitana, a la que no conocía, y que cuidó a sus dos hijos mayores la noche que rompió aguas por tercera vez. “Eso sí, no tengo nada que darles de cenar, así que si me compras una caja de huevos, yo te los cuido”, dice que le dijo la mujer. “Y entonces yo le compré una docena de huevos y me fui a la maternidad”.

Se le notaba con ganas de seguir. Le pedimos permiso para grabarle la voz y estuvo de acuerdo.

Fueron treinta minutos ininterrumpidos de monólogo. De las que recogemos sólo algunas frases y, con su permiso, publicamos:

(Nota: El vocabulario es explícito)

Éramos de una familia muy de alta sociedad, muy moralista. (…) Yo había estado casada, me acababa de divorciar y me había intentado suicidar.

Era un viaje que iba a ser para mi hermana, pero estaba encaprichada de un chico y no quiso viajar. Y mi padre me dijo ‘pues viaja tú’.

En Madrid me recogería una señora. (…) Había un piso y cuando yo entré, pues …en seguida se nota que eran putas. Y yo, “¿Qué dices? ¡Si yo en mi vida sólo me he acostado con un hombre!” (Risas).

Eso fue en el 95.

Me encerraron y me empezaron a pegar de hostias (…) Me empezaron a amenazar con matar a mi familia (…) Me quitaron el pasaporte, el dinero, no me dejaban salir.

Luego conocí al padre de mi hija. Él pagó una salida conmigo y me trajo a hablar con el Dr. <Apellido> de <Centro Médico> (Risas). ¡Me parto el culo!

El volvió y dijo “Vengo a por ella. A llevármela del todo”. Dijo, “¿Si? Pues 645.000 pts” (…) Y ya, pasé de unas manos a otras. ¡Vendida! (Risas).

El Dr decía que era una obra que había hecho por mí. (…) Pero yo le decía que no me tocara, porque si me tocaba… ¡a la mierda! (…) Pues igual Dios me ha puesto a este hombre en el camino para que me salvara de este infierno… ¡Madre de Dios! Ese me encerraba con llave, me arrastraba por el piso…

Luego fue cuando ya pude hablar con mi familia. Mi papá: “¿Qué? ¡Si yo no sabía todo eso!”

Pero mentira.

Al final me di cuenta que sí sabía. Por eso no llamó nunca. (Risas).

…eso es lo que nunca entenderé en mi vida.

 

(…continuará)

Anuncios

5 responses to “For the record

  • someone

    las personas que nos fallan son las que nos ha tocado encontrarnos por el camino (si es familia, duele aún más)… las personas que nos ayudan son las que la vida nos regala… por suerte, en un momento u otro, siempre puede haber alguien que nos sorprenda… siempre

  • Ander

    leo con dificultad de no estremecer las palabras de compra venta en una mujer sagrada como vos.
    mas no seré o quién opine ni te de cobijo pues de tu camino se trata pero si te deseo fuerza y coraje!

  • maria

    perdonar pero soy muy esceptica con estas historias truculentas, no me las creo y sobre todo que se siga en la misma mierda sin salir corriendo

    • Rubén

      Estas historias realmente son dificiles de creer, pero es un hecho que están ahí, por desgracia me ha tocado conocer casos como éste y aún peores. Salir corriendo es fácil, el problema es hacia donde… de la sartén a las brasas y así sucesivamente la mayor de las veces. No suele ser mala suerte ni casualidad, tampoco suele ser no querer.

      ¡Mucho ánimo Z!

Tu opinión no nos es indiferente:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: